La fiebre en los niños

¿Para qué se usa ACTRON Pediátrico?

ACTRON Pediátrico se usa para el alivio temporario de la fiebre, dolores de garganta, de dientes y de cabeza; para resfríos y estados gripales que se acompañan de fiebre y/o mal estado general.

Los datos científicos y la experiencia clínica confirman que el Ibuprofeno ofrece una muy buena relación entre eficacia y seguridad. Debido a la evaluación positiva, los doctores prescriben y recomiendan cada vez más Ibuprofeno en Pediatría. Todos los niños tienen fiebre alguna vez, y en la mayoría de los casos, luego de pasado el evento que la motivó volverán a su estado normal después de unos días.

El gran inconveniente de la fiebre es que ocasiona en los niños malestar general, dolor de cabeza y en el cuerpo, inapetencia, agitación entre otros síntomas y es frecuente que los padres relacionen la persistencia de la fiebre con una mayor gravedad. Esto no siempre es acertado, por ello es la importancia de la consulta médica oportuna a fin de lograr asesoramiento, aclarar temores y dirigir convenientemente el tratamiento.

Cuándo se eleva la temperatura corporal, es habitual que tu hijo sienta frío y tirite, a pesar de que exteriormente el clima sea agradable.

Cuando desaparezca la causa de la fiebre o se trate ésta con medicaciones, el cuerpo recuperará la temperatura normal y tu hijo ya no tendrá más escalofríos; por el contrario, empezará a sentir calor y sudará en búsqueda de liberar el calor acumulado.

Es importante recordar que la fiebre en sí no es una enfermedad; es un signo de un problema subyacente.

Las causas frecuentes de la fiebre en niños son las siguientes:

Infección

Es la causa más frecuente. Al estimular los mecanismos naturales de defensa, la fiebre ayuda al cuerpo a combatirlas.

Vacunación

Los bebés y los niños pueden presentar fiebre después de haber recibido algunas vacunas.