Historia del Ibuprofeno

'50

En los años 50, las drogas disponibles para el tratamiento de la artritis reumatoidea, conllevaban el riesgo de sufrir importantes efectos adversos. Por lo que muchas compañías farmacéuticas intentaban desarrollar una nueva droga, que fuera efectiva para aliviar el dolor y la inflamación y a la vez, más segura.

1961

Luego de muchos años de investigación, recién en 1961, se logra sintetizar el Ibuprofeno.

1966

Se realiza el primer ensayo clínico, que demuestra claramente las propiedades del Ibuprofeno para reducir la inflamación, calmar el dolor y mejorar la función articular en pacientes con artritis reumatoidea.

1969

En este año se lanza al mercado del Reino Unido como tratamiento para la artritis reumatoidea, bajo la marca Brufen®, de venta bajo prescripción médica.

1974

Se introduce dentro del mercado de los Estados Unidos, con dosis recomendadas de 1200-3200 mg/día. Paulatinamente el uso del Ibuprofeno se fue extendiendo, confirmando al mismo como un antiinflamatorio no esteroide efectivo y con buen perfil de seguridad.

'80

Debido a su buen perfil de seguridad, el ibuprofeno se convirtió en una de las drogas más prescriptas.

1983

Se comercializa por primera vez como droga de venta libre en Reino Unido, y en 1984 en Estados Unidos, para tratamientos de corto plazo de dolores agudos, como dolor de cabeza, dolor dental, y dolor menstrual.

1985

Para este año, más de 100 millones de personas habían sido tratadas con Ibuprofeno, en más de 120 países.

Hoy

El Ibuprofeno es utilizado por millones de consumidores, adultos y niños, para el tratamiento de dolor de cabeza, migraña, dolor dental, fiebre, dolores musculares y dolor menstrual. También sigue siendo ampliamente utilizado como droga de prescripción para el tratamiento de artritis como la artritis reumatoidea y la ostoartritis.